Ir al contenido principal

Registros Akáshicos a Distancia: ¿Cómo funciona?

Me pareció interesante escribir sobre este tema ya que es una duda válida que se tiene al momento de solicitar una lectura de Registros Akáshicos que no será presencial.

Lo que entendemos como Campo Akáshico está más allá de la separación ilusoria que experimentamos al estar encarnados. Este campo nos rodea y nos compone al mismo tiempo, por lo que la distancia a la que nos encontremos puede ser de 0,50 centímetros, de dos metros o diez mil kilómetros, para el Akasha esa distancia no existe de la misma forma que tampoco existe el tiempo tal como nosotros lo experimentamos. En esto se resume la máxima bastante conocida que es “Todos somos Uno”.


Desde Akasha, la distancia que tenemos consultante y lector en una lectura presencial es igual  a la que tenemos estando cada uno frente al ordenador de su propia casa. El Akasha nos rodea y nos compone, especialmente cuando se da en el encuadre de una lectura de Registros Akáshicos. Ese sería básicamente el concepto por el que funcionan las lecturas a distancia y no solo de Registros, también las sanaciones de Reiki, Ho’oponopono y otras terapias sanadoras, incluso las lecturas de Tarot.

Una lectura a distancia no es mejor ni peor que una lectura presencial, es diferente, aunque ambas se hacen con el mismo nivel de RESPONSABILIDAD, COMPROMISO y AMOR.

En una lectura presencial el contacto humano es sin duda terapéutico, ofrece un espacio donde la persona puede estar en un ámbito diferente al de su casa y sentirse libre de expresarse sin miedo de ser juzgada, la lectura se convierte en una interacción dinámica, una conversación.
Pero también es respetable la persona que por cuestiones también terapéuticas resuena con un lector que está físicamente fuera de su alcance pero tiene la posibilidad de acceder a su atención por un medio virtual. El encuentro es maravilloso y fuerte. Desde el punto de vista de los inventos tecnológicos creados por la humanidad, casi diría que no hay nada más akáshico que Internet.

Al servicio del Alma

Cuando buscamos una lectura de Registros Akáshicos empiezan a actuar sincronicidades que nos van guiando y nos hacen llegar a una “equis” página de R.A. o a una lectora/lector puntual que resuena con nosotros por alguna inexplicable razón. Cuando solicitas una lectura conmigo, como parte de mi protocolo de trabajo realizo previamente una Validación, que es una confirmación con mis Registros de que la lectura se hará para el Mayor Bien de todos los involucrados y que soy la lectora ideal para vos en este momento. De esta forma sabemos que todo lo que surja en la lectura será información que necesitas recibir y que estás preparad@ para integrar. 

Con las preguntas que traes preparadas nos guiamos dentro de tus Registros para llegar a las respuestas de lo que hayas consultado. Este punto es importante. Quiere decir que por más que me hayas pedido una lectura y yo tenga tu permiso para abrir tus Registros, no significa que dentro de ese espacio sagrado me puedo pasear por donde yo quiera. Las preguntas me permiten ir directamente adonde tengo que ir y mi labor consiste en traducir para vos la respuesta que encontremos. Tu Ser Superior, Maestros y Guías Espirituales, son protectores y guardianes de ese espacio. Una vez finalizada la lectura, tus Registros se cierran.

Comparto este link de preguntas frecuentes al momento de solicitar una lectura. Esta es información que aclara mayormente las dudas sobre qué se puede preguntar a los Registros, estoy segura que te será de utilidad.

Si queres solicitar una lectura, desde aquí podes elegir la forma que más se adecue a tu comodidad.

Entradas populares de este blog

Preguntas frecuentes al momento de solicitar una lectura

Decálogo personal