Ir al contenido principal

Ho'oponopono


Ho’oponopono es una maravillosa técnica para borrar memorias dolorosas y sanar nuestro vínculo con todo nuestro pasado, situaciones y personas. Se trata de sanar mediante el Perdón a la parte de nosotros que creó la negatividad en nuestras vidas. La clave de esta técnica hawaiana es comprender que funciona cuando nos hacemos responsables de lo que cocreamos. Nada es ajeno ni está afuera de nosotros, estamos directamente involucrados.

Todo aquello que se manifiesta como conflictos a nivel personal con el entorno, son atraídos por memorias e información de la que no somos concientes. Y Ho’oponopono actúa sobre ello, limpiando y borrando cuando concientemente lo pedimos.

Es la Divinidad en nosotros la que actúa, si lo permitimos.

Ho’oponopono es una técnica que funciona con la constancia en la práctica, por eso necesitamos estar atentos a los pensamientos que emitimos para evitar seguir creando memorias de negatividad. Pero es cierto que a veces es inevitable, no podemos dejar de pensar y reaccionar a lo que nos ocurre. Hasta no trabajar esos patrones que nos hacen vibrar en la frecuencia del miedo, del rencor, del juicio o de la carencia, que son el origen de esos pensamientos y reacciones, es muy difícil percibir los cambios que puede traer la práctica del Ho’oponopono, porque simplemente estamos continuamente generando pensamientos que atraen a nuestra realidad los mismos problemas que queremos solucionar. Atraemos aquello en lo que vibramos, por eso esta práctica requiere de nosotros compromiso y responsabilidad en lo que pensamos, para poder dar ese salto energético que nos saque del círculo vicioso.

Limpiar y borrar es imprescindible para empezar a vibrar en el Amor y cocrear la realidad que queremos. No es magia, es trabajo conciente y amoroso. Esos minutos dedicados a la práctica de Ho’oponopono son un tiempo  dedicado a nuestra sanación. Solamente no hay que desanimarse si los resultados no se ven rápidamente, que es mayormente la razón por la que se abandona la práctica.

Recordemos que cada día nos regala la oportunidad de elegir un camino. Cada día elegimos en qué frecuencia vibrar. Elegimos todo el tiempo, mucho más de lo que a veces podemos darnos cuenta. Y es tiempo de hacernos responsables de nuestras elecciones de vida, nos merecemos ese regalo y nadie más que nosotros mismos puede dárnoslo. No va a venir desde afuera lo que no sea nuestro. Descubrirlo puede llevar tiempo de pelar muchas capas de cebolla, pero no importa cuánto tiempo lleve, vale la pena. No pierdas la fe en ti mism@  y "limpia, limpia, limpia*" <3

Gracias por estar ahí. Lo Siento, Perdóname, Te Amo, Gracias.


(*)"Limpia, Limpia, Limpia" es el consejo que da continuamente el Dr. Ihaleakala Len, quien difundió las enseñanzas de su mentora en Ho'oponopono, la Kahuna Morrnah Simeona.
Imagen: Oración del Ho’oponopono entregada por la Kahuna Morrnah Simeona.

Entradas populares de este blog

Preguntas frecuentes al momento de solicitar una lectura

Un año de desafíos nos insta a encontrar el propósito detrás de cada lección

Hay una sabiduría muy antigua que dice que Todos somos Uno y que atraemos a nuestra vida aquello que necesitamos para evolucionar, aún cuando aquello pueda ser no tan positivo a simple vista. Hay procesos que suelen ser incómodos, ácidos, muy dolorosos y muchas veces incomprensibles, y en esos momentos creemos estar solos. Creemos estarlo, pero nunca es así. Estos procesos han sido diseñados por nuestro Ser más elevado para un propósito: Aprender a reconocernos en la fuerza del que co-crea su realidad y no en la vulnerabilidad de quien se siente a merced de  las circunstancias.Aprender a encontrarnos en la Luz que somos más allá de toda sombra, que no es otra cosa que aprender a conocernos, aceptarnos y amarnos en la misma medida, tal como somos capaces de amar a nuestros seres queridos.Aprender a darnos cuenta que no siempre nos damos ese amor y que es tiempo de empezar a hacerlo.

No es fácil reconocernos en una situación indeseada, y pasamos por todo tipo de crisis hasta que nos dam…

Diferencia entre los Registros Akáshicos y las Canalizaciones