Ir al contenido principal

Oracion para liberar votos y decretos



“Mediante el trabajo con los Registros Akáshicos, el ser se reúne con la consciencia perdida en el mar del olvido. Se libera de la fuente artificial que crea los condicionamientos. Se libera de sus jaulas; solo de aquellas de las que quiere liberarse. Se libera del sí-mismo entendido de forma egoísta. Conforma su ser físico de acuerdo al diseño original. Nutriéndose del alimento de la Fuente Primigenia que crea el elixir de la juventud eterna, el ser se libera del miedo a la muerte y comprende así su trascendencia. Los registros del Akasha son memorias que vuelven. El retorno al Origen o el retorno a la Luz, tal como lo veas en tu mente, es el enlace que siempre estuvo ahí, alojado en tí, esperando que enciendas el interruptor. Una gota de agua en el océano es una gota de agua y es océano. El que comprende esto ya se ha abierto a la Fuente.”
(Meditando con los Maestros)


Abrimos los Registros Akáshicos para elevar conciencia, para sanar heridas emocionales, y para liberar patrones, acuerdos, votos y decretos que ya no son necesarios en la encarnación actual. Para liberarnos de ataduras mentales en la forma de creencias y prejuicios; para liberarnos de estructuras morales que hayan  definido una personalidad discordante al propósito que hemos traído a esta vida. Abrimos los Registros para reconectarnos con nuestro Origen.

Cuando hablamos de votos o decretos, también llamados “votos kármicos”, nos referimos a promesas hechas en otras vidas. Se trata de promesas, juramentos, por lo general de carácter religioso, que en nuestro Aquí y Ahora producen ataduras que nos impiden avanzar.

Liberar decretos es una de las tomas de conciencia más fuertes que existen y produce fuertes sacudidas energéticas. Cuando soltamos promesas hechas en algún plano, se libera un gran flujo energético que necesita tiempo para equilibrarse. Es como soltar lastre o un freno de mano. El salto, necesariamente, se va a sentir. Por esta razón, es un trabajo individual, voluntario, y nadie puede hacerlo por nosotros. Los efectos que pueden sentirse por un lapso breve son: a nivel físico puede provocar mareos, pérdida de estabilidad, sueño, baja presión, sensación de ir flotando, bostezos. A nivel mental, desorientación, olvidos. A nivel emocional, llanto, angustia, sentimiento de muerte, de pérdida, sensación de vacío. Esto se produce porque el ser se está limpiando, se está calibrando con su formato “de fábrica”.

Es muy importante saber que los Registros Akáshicos nos habilitan la información en la medida que podemos ir internalizando este proceso de ir soltando, es decir que van junto a nosotros y a nuestro propio ritmo.

La oración que comparto la recibí en una sesión de RA y bajó tal como la transcribo. Como practico habitualmente  Ho’oponopono, combina con las palabras llave de la técnica hawaiana.  

Oración
 
“Me libero de todo acuerdo, voto o decreto
Que yo haya creado consciente o inconscientemente
en esta u otras vidas,
Y que me haya sometido a voluntad, persona o situación
Ajena o contraria a mi propósito evolutivo
En esta encarnación.
Lo siento, perdóname, te amo, gracias.
Gracias, gracias, gracias.”

Esta herramienta nos despierta a una nueva realidad consciente que tendremos que aprender a observar con nuevos ojos, asumiendo que cuando soltamos nuestras capas (como las de la cebolla), estamos en realidad liberándonos de partes de lo que creíamos ser.


 

Entradas populares de este blog

Preguntas frecuentes al momento de solicitar una lectura

Decálogo personal